La Traviata no es nada más que convenciones, un espacio compartido, una gente, un tiempo, la nada de las proyecciones de futuro, una luz apagada, lo que vemos y lo que nos mira. Esta pieza es parte de mi investigación en torno a los ejes esenciales de las artes escénicas o artes de la relación. Es un ejercicio que cambia. Todo esto es (pausa) como si nada.

En La Traviata, canto yo solo el primer acto entero de la ópera y después juego con las convenciones de la escena utilizando los mínimos elementos del teatro: un foco, una puerta, las gradas, las sombras, un altavoz. Cuento el argumento de la ópera y llevo a los espectadores a los camerinos del teatro, al backstage. Monto pequeños teatrillos en sitios que no son el escenario y juego con el público al efectismo, con la ópera de fondo, creando emociones intensas haciendo lo mínimo.

Este proyecto cuenta con el apoyo del programa de Ayudas a la Creación del Ayuntamiento de Madrid.

Creación e interpretación: Anto Rodríguez

Música: Óscar Bueno

Acompañamiento: Jose Velasco y Óscar Bueno

Con la colaboración de Víctor Colmenero Mir, Vendedores de Humo, María Jerez y Cristina Arias.

Estreno Teatro Pradillo 2018, Madrid
Última presentación Festival ZIP, Teatro Español, Madrid 

https://elpais.com/cultura/2018/06/08/babelia/1528479051_207486.html